Julia corriendo en plena naturaleza es ¡¡¡feliz!!!...
Mi hija Julia tiene 19 años y crece paralelamente al blog que inspiró, por eso anualmente anoto cada cambio de edad.
Tiene Autismo "no verbal".
Usted es gord@, usted es calv@, usted es alt@, usted es baj@; usted lleva gafas; usted utiliza bastón...Tú tienes acné, tú estás en pleno estirón, a tí te está cambiando la voz...
¿Es mi mirada lastimera, reprobatoria o de conmiseración?... ¿Acaso cuchicheo ante tu poblada cara llena de granos o tu atiplada voz o miro, con atención, el bastón que usted usa para caminar?... Pues no miren así a mi hija, no se lo merece y yo tampoco.

miércoles, 9 de mayo de 2012

‘Mama Prometea’ hace del autismo poesía en escena"





Alma abraza a su hijo.   Estefanía Solórzano interpreta a  la madre de un niño autista y reivindica su papel en la  sociedad.
Alma abraza a su hijo. Estefanía Solórzano interpreta a la madre de un niño autista y reivindica su papel en la sociedad.









‘La humanidad está evolucionando, pero ¿hacia dónde?”, es la pregunta que se hizo Cristian Avecillas para escribir ‘Mama Prometea’, que se presenta hasta hoy (18:00) en el Prometeo. Estefanía Solórzano encarna a Alma, la madre de un niño autista, que lucha contra los prejuicios que el mundo tiene sobre esta condición. Según el mito griego, Prometeo roba el fuego de los dioses para que ilumine al hombre en su evolución, hasta convertirse en la civilización que hoy conocemos. Alma representa a un nuevo Prometeo creado por Avecillas, y su hijo es el nuevo fuego que, a través de su autismo, alumbra el camino de la humanidad hacia un encuentro con la existencia y la identidad. A lo largo de los 60 minutos que dura este unipersonal, Solórzano interpreta con precisión la angustia de una madre que atraviesa por la situación de no saber cómo ayudar a su hijo. Al final, ella comprende y acepta el silencio de su hijo. Las lágrimas y lamentos, los gritos de ira y frustración con los cuales se desahoga el personaje, un escenario y vestuario sencillos, transmiten la vulnerabilidad y la soledad de este personaje, acentuada por el escenario redondo que permite a todo el público apreciar sus emociones. Avecillas conoció el autismo a partir de una experiencia personal: su hermano, que sufre esta condición. Esto lo llevó a investigar sobre las cifras del autismo que demuestran que ahora 1 de cada 85 nacimientos termina en esta enfermedad, cuando hace 20 años esta cifra equivalía a 1 de cada 15 000. Con su obra, el autor pretende incentivar a la sociedad para que investigue y hable del autismo y de otras minusvalías que están presentes y que no son conocidas a fondo.

Este contenido ha sido publicado originalmente por Diario EL COMERCIO en la siguiente dirección: http://www.elcomercio.com/cultura/Mama-Prometea-autismo-poesia-escena_0_694730635.html. Si está pensando en hacer uso del mismo, por favor, cite la fuente y haga un enlace hacia la nota original de donde usted ha tomado este contenido. ElComercio.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario