Julia corriendo en plena naturaleza es ¡¡¡feliz!!!...
Mi hija Julia tiene 19 años y crece paralelamente al blog que inspiró, por eso anualmente anoto cada cambio de edad.
Tiene Autismo "no verbal".
Usted es gord@, usted es calv@, usted es alt@, usted es baj@; usted lleva gafas; usted utiliza bastón...Tú tienes acné, tú estás en pleno estirón, a tí te está cambiando la voz...
¿Es mi mirada lastimera, reprobatoria o de conmiseración?... ¿Acaso cuchicheo ante tu poblada cara llena de granos o tu atiplada voz o miro, con atención, el bastón que usted usa para caminar?... Pues no miren así a mi hija, no se lo merece y yo tampoco.

jueves, 7 de junio de 2012

"¿POR QUÉ ESA HORRIBLE COSTUMBRE DE QUERER CASTIGAR A LA MADRE COMO LA CAUSANTE DEL AUTISMO DE SU HIJO? " (M.A.M.)

Estoy harta (y mi hija Julia tiene ya 14 años) de escuchar teorías que intentan explicar el origen del autismo por algo relacionado con su madre: desde la teoría de la "madre nevera" hasta la incidencia de la edad en el embarazo...ahora dicen que es probable la relación entre haber padecido fiebre y el autismo del hijo que estabas gestando en ese momento.
Pues bien, yo no recuerdo haber padecido ni un solo catarro durante el embarazo de Julia y, en cambio, cuando estaba esperando a su hermana Celia, a los seis meses de gestación, sufrí una gripe acompañada de fiebre altísima...Celia no es autista, Julia si.

Es raro el estudio que culpabilice a la figura paterna del autismo de su hijo.

Ahora paso a copiar el enlace.


Fiebre durante el embarazo aumenta la posibilidad de tener un hijo autista, según estudio (Informe 21.com)


Mujeres que tienen fiebre durante el embarazo son más propensas a dar a luz un bebé con autismo o algún retraso en el desarrollo, según revela un estudio. Los resultados sugirieron a su vez que tomar algún medicamento para aliviar la fiebre, reduce e incluso elimina cualquier relación genética entre la fiebre materna y el autismo.
El estudio, realizado por investigadores de la Universidad de California Davis, fue publicado en el Diario de Autismo y los Trastornos del Desarrollo y es el resultado de un debate sobre la incidencia de los factores ambientales durante el embarazo y cómo estos pueden contribuir al autismo, hipótesis relacionada con el evidente aumento de la afección en las últimas décadas.
“Childhood Autism: riesgos de la genética y el medio ambiente” fue una investigación que se llevó a cabo entre enero de 2003 y septiembre de 2010, donde 1.122 niños entre 2 y 5 años, fueron inscritos en un programa de monitoreo y evaluación junto con sus madres. 538 fueron diagnosticados con trastorno del espectro autista, 163 con retrasos de desarrollo, y 421 no presentaron ningún problema. Sus madres fueron entrevistadas a profundidad acerca de sus embarazos, si fueron vacunadas contra la gripe o bien habían sufrido alguna infección y, de haberla padecido, si recurrieron a la medicación.
El resultado fue que 191 de las madres participantes informaron de que habían sufrido una fiebre en el curso del embarazo, y 76 dijeron que se trataron con medicamentos, principalmente con acetaminofeno o ibuprofeno. El resto que no tomó ningún medicamento o intentó bajar su temperatura con algún otro método, resultaron ser 21 veces más propensas a tener hijos con autismo o algún otro trastorno de comunicación o desarrollo.
Los medicamentos para bajar la temperatura corporal redujeron dramáticamente la probabilidad de que los bebés padecieran alguno de los desórdenes mencionados hasta en un 30%. Los autores de la investigación sugieren que los resultados deben de ser un aliciente para que se emitan una serie de recomendaciones básicas a las mujeres embarazadas y las medidas que deben tomar en caso de padecer fiebre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario