Julia corriendo en plena naturaleza es ¡¡¡feliz!!!...
Mi hija Julia tiene 19 años y crece paralelamente al blog que inspiró, por eso anualmente anoto cada cambio de edad.
Tiene Autismo "no verbal".
Usted es gord@, usted es calv@, usted es alt@, usted es baj@; usted lleva gafas; usted utiliza bastón...Tú tienes acné, tú estás en pleno estirón, a tí te está cambiando la voz...
¿Es mi mirada lastimera, reprobatoria o de conmiseración?... ¿Acaso cuchicheo ante tu poblada cara llena de granos o tu atiplada voz o miro, con atención, el bastón que usted usa para caminar?... Pues no miren así a mi hija, no se lo merece y yo tampoco.

viernes, 9 de marzo de 2012

Defienden las técnicas del ilusionismo en tratamiento del autismo o alzheime


11:49h | lainformacion.com
El experto en neurociencia Stephen Macknik ha defendido hoy el uso de las técnicas del ilusionismo para contribuir a detectar y tratar enfermedades como el autismo y el alzheimer a través de una disciplina que analiza la relación entre el cerebro, las ilusiones ópticas y la magia.


Granada, 9 mar.- El experto en neurociencia Stephen Macknik ha defendido hoy el uso de las técnicas del ilusionismo para contribuir a detectar y tratar enfermedades como el autismo y el alzheimer a través de una disciplina que analiza la relación entre el cerebro, las ilusiones ópticas y la magia.
Macknik, que ha impartido hoy una conferencia en Granada en el marco de los actos conmemorativos de la semana mundial del cerebro, ha señalado a Efe que los magos, a los que define como "artistas de la cognición", utilizan métodos que, aunque no científicos, sirven para estudiar la percepción sistemática.
A través de sus técnicas consiguen, por ejemplo, captar la atención del público y desviarla hacia donde quieren, lo que aplicado a personas con autismo, que tienen un déficit de atención conjunta, podría contribuir a detectar y tratar ésta y otras enfermedades neurodegenerativas como el alzheimer, ha explicado Macknik.
Y ello porque el mago basa su técnica en el engaño de la mente a través de la captación y manipulación de la atención del público.
"Cuando estudiamos una ilusión, estudiamos qué hace el cerebro de verdad", ha indicado este doctor en Psicobiología por la Universidad de Harvard y director del laboratorio de Neurofisiología del comportamiento del Barrow Institute de Phoenix (Arizona).
Su mujer, Susana Martínez-Conde, es una de las fundadoras de esta nueva disciplina denominada neuromagia, que defiende que la magia puede revelar cómo funciona el cerebro en situaciones cotidianas y contribuir a comprender la conducta humana.
La neurocientífica Martínez-Conde, que también participará en los actos de la semana mundial del cerebro convocados por el Parque de las Ciencias de Granada, es directora del laboratorio de Neurociencia Visual del Instituto Neurológico Barrows de Phoenix.
A través de la colaboración con los mejores magos del mundo, estos científicos pretenden mostrar cómo un buen ilusionista utiliza las propiedades intrínsecas de la mente para crear hechos imposibles y, en esencia, mágicos.

LAINFORMACION.COM

No hay comentarios:

Publicar un comentario