Julia corriendo en plena naturaleza es ¡¡¡feliz!!!...
Mi hija Julia tiene 19 años y crece paralelamente al blog que inspiró, por eso anualmente anoto cada cambio de edad.
Tiene Autismo "no verbal".
Usted es gord@, usted es calv@, usted es alt@, usted es baj@; usted lleva gafas; usted utiliza bastón...Tú tienes acné, tú estás en pleno estirón, a tí te está cambiando la voz...
¿Es mi mirada lastimera, reprobatoria o de conmiseración?... ¿Acaso cuchicheo ante tu poblada cara llena de granos o tu atiplada voz o miro, con atención, el bastón que usted usa para caminar?... Pues no miren así a mi hija, no se lo merece y yo tampoco.

miércoles, 20 de enero de 2016

"EL TIEMPO Y JULIA" ( M.A.M.)

Las personas que me siguen desde hace tiempo ya saben que el padre de mis hijas y yo nos divorciamos hace ya casi séis años, pero no deseo entrar en feos detalles que todo divorcio tiene.
De lo que quiero hablar hoy es de algo que me preocupa y angustia, precisamente desde el momento en el que se iniciaron las separaciones de mis hijas, el tiempo que su padre está con ellas. Por razones que no vienen al caso (sería exponer la privacidad de mi ex marido), hace tiempo que tomé la decisión de ser yo quien abandona la vivienda familiar pensando exclusivamente en mis hijas: a Julia no le alteramos su entorno familiar y a Celia no le "fastidiamos" su día a día.

Estas pasadas Navidades mi ex marido no pudo estar con nuestras hijas así que, mañana o el viernes, vendrá a pasar diez días con ellas. Y aquí empieza mi preocupación. Celia entiende perfectamente la razón de mi marcha, sabe los días que voy a faltar y puede hablar conmigo siempre que lo desea. Pero...¿y Julia?. Se sabe que a las personas con autismo, la falta de predictibilidad, es decir, su desconocimiento sobre el concepto "paso del tiempo", les genera angustia y ansiedad.

“Las personas con autismo tienen dificultad para "ir más allá de lo literal‟. De manera que ¿cómo van a entender lo que es el "tiempo invisible‟?. Tienen dificultades muy serias y comprensibles con el tiempo que no se pueden explicar tan solo por un nivel bajo de desarrollo.” Theo Peeters (neurolinguista belga especializado en los desórdenes del espectro autista).

Mi ex marido puede tener muchos defectos, al igual que yo, pero cuando está al cuidado de nuestras hijas es un excelente padre, pero siempre tendré la duda de saber si Julia puede "echarme de menos", si mi ausencia le afecta, si mi tardanza altera sus nervios. Por lo que me cuenta Celia, sé que su conducta es "mejor", dentro de los parámetros de un comportamiento más óptimo; aquí asumo mi culpa pues, tal vez, yo sea más permisiva que su padre o quizá el hecho de convivir diariamente con ella haya rebajado mi nivel de exigencia pero es que...¡ambas necesitamos un poco de "tiempo libre" al día!.

Adjunto un enlace muy interesante, elaborado por la Universidad de Valencia, sobre el concepto del tiempo en relación con las personas con autismo y otro tipo de discapacidades intelectuales. Indican la manera de personalizar "relojes" a cada caso; en este punto, creo que para Julia el concepto "tiempo" es tan abstracto y, por tanto, incomprensible, como el término "dinero" pero...por probar...








Julia, esta tarde, tras llegar del cole...cuando está relajada
su cara es ¡tan dulce!.

1 comentario:

  1. Su carita de niña feliz dice mucho de lo bien cuidada y amada que está

    ResponderEliminar