Julia corriendo en plena naturaleza es ¡¡¡feliz!!!...
Mi hija Julia tiene 19 años y crece paralelamente al blog que inspiró, por eso anualmente anoto cada cambio de edad.
Tiene Autismo "no verbal".
Usted es gord@, usted es calv@, usted es alt@, usted es baj@; usted lleva gafas; usted utiliza bastón...Tú tienes acné, tú estás en pleno estirón, a tí te está cambiando la voz...
¿Es mi mirada lastimera, reprobatoria o de conmiseración?... ¿Acaso cuchicheo ante tu poblada cara llena de granos o tu atiplada voz o miro, con atención, el bastón que usted usa para caminar?... Pues no miren así a mi hija, no se lo merece y yo tampoco.

sábado, 23 de enero de 2016

"MIS DOS HIJAS...TAN DIFERENTES ENTRE SI COMO MARAVILLOSAS AMBAS" (M.A.M.)

-Mis dos hijas, las dos estrellas que guían mi día a día y que dan sentido a mi vida-

Las son igual de felices, risueñas, mimosas, maravillosas, especiales...bueno, una un poco más que la otra. Julia está diagnosticada dentro del Trastorno de Espectro Autista y no habla.


¿Sabrías decirme, mirando sus fotos en la piscina, cuál de ellas es una niña con TEA y cual no?...¿A qué resulta difícil?.




Si fuese la primera vez que accedieseis a este blog, estoy segura que no sabrías decirme cuál de ellas tiene TEA.


¿Qué les diferencia?...

- Julia pasa ampliamente de lo que piense la gente; Celia no.


- Julia desconoce la razón de los convencionalismos sociales; Celia no.


- Julia no sabe el por qué del uso del dinero; a Celia le encanta ir de compras con sus amigas.


- Julia no puede ir sola por la calle; Celia no tiene ningún problema para viajar en trén o avión.


- Julia únicamente dice "si" y "no"; Celia, hasta la llegada de la adolescencia, hablaba "por los codos".


- Julia logró escribir con autonomía, dentro de la pauta a los 9 años; Celia a los 4.


- Julia consiguió leer ¡en voz alta! fonéticamente a los 9 años; Celia, silábicamente a los 4.


- Julia empezó a escribir en el ordenador sin que nadie la enseñase a los 4 años aunque para ello sólo utilice un dedo, Celia tuvo que aprender, eso si, sin ninguna dificultad.


- Julia logró permanecer sentada en el colegio durante cinco horas seguidas a los 9 años; Celia a los 3.


- Julia ha desarrollado una capacidad cerebral ¡alucinante! que no le sirve de nada, salvo para volver locos a los neurólogos; Celia me sorprende día a día con su madurez, sensatez, inteligencia, templanza.


Podría seguir escribiendo durante horas pero ¿para qué?...Creo que lo más importante es la reivindicación de la "diferencia" como algo positivo y no peyorativo.


¡Por favor, dejemos de etiquetar y reivindiquemos las diferencias, porque no son malas! ¡Qué cesen las miradas de lástima y conmiseración!.


Reivindiquemos el derecho de todo el mundo a ser felices y lograr una vida plena y autónoma en la medida de sus posibilidades. 


De una cosa estoy segura, a día de hoy, las dos son felices por igual y lo han sido siempre y espero que en el futuro lo sigan siendo...al menos, lucharé por ello.






1 comentario:

  1. Me parece que las foto de la alberca son: la de arriba es Celia y la de abajo es Julia.

    ResponderEliminar