Julia corriendo en plena naturaleza es ¡¡¡feliz!!!...
Mi hija Julia tiene 19 años y crece paralelamente al blog que inspiró, por eso anualmente anoto cada cambio de edad.
Tiene Autismo "no verbal".
Usted es gord@, usted es calv@, usted es alt@, usted es baj@; usted lleva gafas; usted utiliza bastón...Tú tienes acné, tú estás en pleno estirón, a tí te está cambiando la voz...
¿Es mi mirada lastimera, reprobatoria o de conmiseración?... ¿Acaso cuchicheo ante tu poblada cara llena de granos o tu atiplada voz o miro, con atención, el bastón que usted usa para caminar?... Pues no miren así a mi hija, no se lo merece y yo tampoco.

jueves, 18 de julio de 2013

Cuestionan la eficacia de la oxitocina en los tratamientos a niños autistas (lainformacion.com)

A este post debería haberlo titulado: "Más palos de ciego"... Me indigna porque, desde mi humilde conocimiento, provocado por la experiencia que me da tener una hija de 15 años diagnosticada con Trastorno de Espectro Autista, creo que están utilizando a nuestros hijos como auténticas cobayas de laboratorio...¡¡¡Oxitocina como medida para aliviar los síntomas del Autismo!!!...¡Es de locos!

La oxitocina (del griego ὀξύς oxys "rápido" y τόκος tokos "nacimiento") Algunos la llaman la "molécula del amor" o "la molécula afrodisíaca",La hormona de los mimosos es una hormona relacionada con los patrones sexuales y con la conducta maternal y paternal que actúa también como neurotransmisor en el cerebro. En las mujeres, la oxitocina se libera en grandes cantidades tras la distensión del cérvix uterino y la vagina durante el parto, así como en respuesta a la estimulación del pezón por la succión del bebé, facilitando por tanto el parto y la lactancia.
También se piensa que su función está asociada con el contacto y el orgasmo. En el cerebro parece estar involucrada en el reconocimiento y establecimiento de relaciones sociales y podría estar involucrada en la formación de relaciones de confianza1 y generosidad2 3 entre personas.
La oxitocina es una hormona y un neuropéptido, sintetizada por células nerviosas neurosecretoras magnocelulares en el núcleo supraóptico y el núcleo paraventricular del hipotálamo, de donde es transportada por su proteína transporadora,neurofisina, a lo largo de los axones de las neuronas hipotalámicas hasta sus terminaciones en la porción posterior de lahipófisis (neurohipófisis), donde se almacena y desde donde es segregada al torrente sanguíneo. Molécula protéica precursora de mayor tamaño de la cual se deriva la oxitocina por digestión enzimática.
La secreción de esta sustancia en las terminaciones neurosecretoras está regulada por la actividad eléctrica de las células oxitócicas del hipotálamo. Estas células generan potenciales de acción que se propagan por el axón hasta las terminales nerviosas pituitarias; las terminales contienen gran cantidad de vesículas ricas en oxitocina que se libera por exocitosiscuando se depolarizan las terminales nerviosas.
Una investigación de científicos australianos ha puesto en duda la eficacia de la oxitocina, conocida como la hormona del amor, en los tratamientos a niños con autismo, informaron hoy fuentes académicas.

Sídney (Australia), 18 jul.- Una investigación de científicos australianos ha puesto en duda la eficacia de la oxitocina, conocida como la hormona del amor, en los tratamientos a niños con autismo, informaron hoy fuentes académicas.
Varios estudios indican que la oxitocina, una hormona que tiene efectos en la actividad cerebral vinculada a la formación de lazos sociales, puede ayudar a los niños con este desorden, según un comunicado de la Universidad de Nueva Gales del Sur (UNSW).
En diversas partes del mundo se están realizando pruebas clínicas sobre los efectos de un rociador nasal que contiene oxitocina, un producto que ya comienza a ser adquirido por padres con hijos autistas.
Sin embargo, el psicólogo de la UNSW que lideró un estudio, Mark Dadds, advirtió de que los efectos del rociador "pueden ser limitados".
La investigación halló que "en comparación con un placebo, la oxitocina no mejora significativamente el reconocimiento de las emociones, las habilidades de interacción social o el ajuste del comportamiento en general", dijo Dadds.
Estos resultados contrastan con los obtenidos por otros estudios que muestran los efectos positivos de este producto en la memoria social, el procesamiento de las emociones o los comportamientos repetitivos.
Dadds y su equipo de investigadores realizaron una prueba de control clínico aleatorio en 38 niños de entre 7 y 16 años.
A la mitad de ellos se les dio el rociador nasal de oxitocina durante cuatro días consecutivos y se les sometió a evaluaciones psicológicas, en presencia de sus padres, dos veces antes del tratamiento, inmediatamente después y tres meses más tarde.
En las evaluaciones se tomó en cuenta el contacto ocular con los padres, el grado de reacción, el lenguaje, la cordialidad, el lenguaje corporal positivo, los comportamientos repetitivos y el reconocimiento de las emociones faciales.
Según Dadds, el estudio sugiere que algunos pacientes podrían tener dañados los sistemas receptores de oxitocina, lo que explicaría por qué no funciona en todos los casos, y sugirió que las gotas nasales de la hormona se prescriban con cautela en los tratamientos de menores con autismo.
(Agencia EFE)


No hay comentarios:

Publicar un comentario