Julia corriendo en plena naturaleza es ¡¡¡feliz!!!...
Mi hija Julia tiene 19 años y crece paralelamente al blog que inspiró, por eso anualmente anoto cada cambio de edad.
Tiene Autismo "no verbal".
Usted es gord@, usted es calv@, usted es alt@, usted es baj@; usted lleva gafas; usted utiliza bastón...Tú tienes acné, tú estás en pleno estirón, a tí te está cambiando la voz...
¿Es mi mirada lastimera, reprobatoria o de conmiseración?... ¿Acaso cuchicheo ante tu poblada cara llena de granos o tu atiplada voz o miro, con atención, el bastón que usted usa para caminar?... Pues no miren así a mi hija, no se lo merece y yo tampoco.

lunes, 16 de mayo de 2016

"TALLER DE COCINA EN EL COLEGIO DE JULIA" (M.A.M.)

Tras el fin de semana pasado con su padre, Julia ya está de regreso en casa y con ella el bullicio, el ruido, las carreras por el pasillo y...¿por qué no?...su alegría.

Asumo que llevo unos días bastante baja de moral; varios frentes abiertos a la vez no facilitan las cosas pero también tengo que reconocer que pasar el sábado y el domingo en pareja, salir al cine, a pasear, ver películas tranquilamente en una casa silenciosa, lograron que desconectara de mi situación actual.

Hoy cuando Julia bajó del autocar literalmente "la comí" a besos pero, como por arte de magia, todo mi relax desapareció; realmente era como si estos días no hubiesen sido reales. En el corto trayecto que une la parada con nuestra casa Julia gritó, se rió a carcajadas, me pellizcó, me besó...volvió a reírse, volvió a pellizcarme, volvió a besarme.

Ahora estoy escribiendo este "post" y ya he escuchado el mismo fragmento del mismo tema de un CD de música clásica unas sesenta veces, mientras Julia corre, entra bruscamente, me da un beso, sale corriendo y escucho como se lanza sobre su cama...y así...una y otra vez.

Y pienso que ya tiene 18 años...que Celia ha estado todo el fin de semana estudiando para un examen de anatomía... que las comparaciones son odiosas...que la quiero con locura, como quiero a mi otra hija Celia...que desearía que parase "un momento"...que me diese una tregua...que soy una madre terrible por desear que pare...que la vida a veces nos juega muy malas pasadas...que daría mi vida por mis hijas.

Todo resulta tan paradójico y relativo.

Tanto que, simplemente con verla sonreir en el taller de cocina del colegio elaborando un delicioso postre, logro olvidar los problemas y centrarme en una realidad incuestionable: Julia es feliz y eso es lo más importante.

Y aquí va la receta:

COPAS DE PRIMAVERA

1. NECESITAMOS BIZCOCHOS, NATILLAS, MERMELADA, SIROPE, ALMENDRAS Y FIDEOS DE CHOCOLATE.

2. DESMENUZAMOS LOS BIZCOCHOS.

3. MACHACAMOS LAS ALMENDRAS.

4.VERTEMOS UNAS CUCHARADAS DE BIZCOCHO EN EL VASO.

5. A CONTINUACIÓN ECHAMOS UNAS CUCHARADAS DE NATILLAS.

6. VOLVEMOS A ECHAR BIZCOCHO Y NATILLAS.

7. POR ÚLTIMO, LO ADORNAMOS CON MERMELADA O SIROPE Y FIDEOS DE COLORES O ALMENDRAS.







No hay comentarios:

Publicar un comentario