Julia corriendo en plena naturaleza es ¡¡¡feliz!!!...
Mi hija Julia tiene 19 años y crece paralelamente al blog que inspiró, por eso anualmente anoto cada cambio de edad.
Tiene Autismo "no verbal".
Usted es gord@, usted es calv@, usted es alt@, usted es baj@; usted lleva gafas; usted utiliza bastón...Tú tienes acné, tú estás en pleno estirón, a tí te está cambiando la voz...
¿Es mi mirada lastimera, reprobatoria o de conmiseración?... ¿Acaso cuchicheo ante tu poblada cara llena de granos o tu atiplada voz o miro, con atención, el bastón que usted usa para caminar?... Pues no miren así a mi hija, no se lo merece y yo tampoco.

domingo, 8 de mayo de 2016

"¡QUÉ FÁCIL ES HACER FELIZ A UNA PERSONA CON AUTISMO" (M.A.M.)

¡Qué fácil es hacer feliz a una persona con autismo!...pero que difícil resulta para algunas personas, por no decir, para prácticamente todas, trastocar sus planes de un sábado después de comer por algo tan sencillo como un paseo por la playa. Sin contar a mi madre que, a sus 81 años, ya hace bastante por nosotras, puedo afirmar que Julia y yo nos encontramos absolutamente solas, salvo esos contadísimos días en los que está con su padre...pero son días que parecen sujetos a un contrato laboral...ahora entiendo porque hay tantas madres de niños con discapacidad divorciadas y sin pareja.

Salvo mi madre, nadie se ha ofrecido nunca a pasear con Julia y conmigo. Y presiento que nuestro futuro seguirá el mismo camino. Una persona con autismo no verbal, de 18 años, "estorba", "altera", "agobia"...nadie me lo ha dicho con esas palabras pero sí con metáforas hirientes ("convivir con Julia sería lo más parecido a hacerlo con un orangután").

La gente es egoísta por naturaleza y nadie desea trastocar sus planes aunque sea por hacer un poquito feliz a alguien. Es más fácil acusar de "madraza" por supeditar el plan maravilloso de un sábado y acudir con tu hija a la playa.

Mi hija no tiene autonomía ni la tendrá jamás...¿cuál se supone, entonces, qué será su futuro?. Quedarse encerrada en casa para no molestar a nadie. Lo siento, me niego.

Julia no habla, pero sabe utilizar muy bien el "si" y el "no". Lo que más le gusta en este mundo es la playa y el mar...¿qué es Diciembre?...mejor...hoy tuvimos la playa para nosotras dos solas.

Pero que no hablen de integración cuando ésta no se da ni en los círculos más próximos a la persona con Autismo.




No hay comentarios:

Publicar un comentario