Julia corriendo en plena naturaleza es ¡¡¡feliz!!!...
Mi hija Julia tiene 19 años y crece paralelamente al blog que inspiró, por eso anualmente anoto cada cambio de edad.
Tiene Autismo "no verbal".
Usted es gord@, usted es calv@, usted es alt@, usted es baj@; usted lleva gafas; usted utiliza bastón...Tú tienes acné, tú estás en pleno estirón, a tí te está cambiando la voz...
¿Es mi mirada lastimera, reprobatoria o de conmiseración?... ¿Acaso cuchicheo ante tu poblada cara llena de granos o tu atiplada voz o miro, con atención, el bastón que usted usa para caminar?... Pues no miren así a mi hija, no se lo merece y yo tampoco.

domingo, 22 de mayo de 2016

"JULIA ES UNA PERSONA ESENCIALMENTE BUENA" (M.A.M.)

Julia es una persona esencialmente buena.

El pensador ilustrado Jean-Jacques Rousseau afirmaba, allá por el siglo XVIII, que el hombre es bueno por naturaleza y que es la sociedad quien le fuerza a actuar mal. Doy por supuesto que cuando Rousseau enunció la base de lo que luego sería toda su obra política y filosófica no estaba pensando en una persona con autismo pero, si nos paramos a pensar...¿conocéis a alguna persona diagnosticada como tal que no sea buena?. Yo, particularmente, no.

Esta pregunta me la he hecho tras el comportamiento de Julia esta tarde. Como tiene desarrollada la capacidad de discernir, le he preguntado si quería ir a dar un paseo o a los columpios. Claramente me ha contestado que no (bueno, su "no" es un "o", simplemente). Ha sido entonces cuando decidí salir sola a correr una hora que, no os voy a engañar, me ha venido genial.

A mi regreso, le he dado la merienda y, junto a nuestro perro Xasy, ha ido a su habitación. Y aquí empieza el quiz de la cuestión. Absorbida como estaba, escribiendo, no me percaté del silencio que imperaba en casa. Julia vino a "visitarme" al salón tres o cuatro veces; se ha sentado junto a mí y tras darme un "montón" de besos, me ha pedido que le "mordisquee" la mano y el cuello...¿qué cómo me lo ha pedido?...esto es algo que solo comprenderán las madres de niños con autismo no verbal. Hay una serie de gestos, de señales que, podríamos decir, casi se convierten en un "metalenguaje" que solamente comprendemos las madres. Julia solamente necesita inclinar su cabeza y emitir un leve "a" para indicarme que desea que le mordisquee el cuello.

Pero, claro, este lenguaje es sumamente limitado, extremadamente limitado, Por eso, cuando el silencio ya me pareció fuera de lo normal, me acerqué a su habitación y...¡su DVD no funcionaba!.

Se podría pensar que, en una situación así, una persona con autismo entraría en una terrible crisis de ansiedad...pero, no. Julia ha estado toda la tarde absolutamente tranquila. Le he arreglado el DVD y me ha regalado una de sus maravillosas sonrisas. Y ahora surge otra pregunta: ¿por qué ante una situación aparentemente estresante Julia no ha sufrido una crisis y, sin embargo, aparecen en momentos "normales", acompañadas de las no menos terribles autolesiones?. Supongo que nunca encontraré una respuesta convincente.

El hecho es que Julia ha tenido un comportamiento maravilloso, sin carreras por el pasillo, sin estruendosos saltos sobre su gigantesca pelota, sin sonoras carcajadas y todo ello...¡a pesar de que le faltaba su principal herramienta de entretenimiento!.

Ahora, imaginaros por un momento a un niño neurotípico al que se le estropea su juguete favorito, ¿cuál sería su comportamiento?. Lo más normal es que, rápidamente, acuda al primer adulto que encuentre, solicitando su ayuda y, si éste no le presta atención, generalmente, llorará y se enfadará, frustrado por no haber conseguido su objetivo.

Julia, no. A Julia puede alterarle el estridente sonido de los fuegos artificiales o una multidud de gente pero no que se estropee su DVD.

Las personas con autismo son buenas y, creo que gran parte de su bondad reside en su incapacidad para comprender cualquier tipo de convencionalismo social. Para ellos no existe la propiedad, el dinero, la avaricia. Desconocen qué es la guerra, la violencia. Una persona con autismo solamente agrede si se siente agredido...jamás lo hace sin motivo y, aún así, no conocen el significado de la palabra "agresión". No son hipócritas, cínicos o sarcásticos; es más, es probable que si te ríes de ellos, respondan con una generosa y sincera sonrisa. Por supuesto, estoy hablando de personas con autismo severo no verbal. Estas personas son la inocencia personificada.

Termino este "post" como lo inicié: Julia es una persona esencialmente buena


                                                   





No hay comentarios:

Publicar un comentario