Julia corriendo en plena naturaleza es ¡¡¡feliz!!!...
Mi hija Julia tiene 19 años y crece paralelamente al blog que inspiró, por eso anualmente anoto cada cambio de edad.
Tiene Autismo "no verbal".
Usted es gord@, usted es calv@, usted es alt@, usted es baj@; usted lleva gafas; usted utiliza bastón...Tú tienes acné, tú estás en pleno estirón, a tí te está cambiando la voz...
¿Es mi mirada lastimera, reprobatoria o de conmiseración?... ¿Acaso cuchicheo ante tu poblada cara llena de granos o tu atiplada voz o miro, con atención, el bastón que usted usa para caminar?... Pues no miren así a mi hija, no se lo merece y yo tampoco.

sábado, 11 de agosto de 2012

"MI GRAN AMIGA ROSI" (M.A.M.)

Ya he hablado de ella...se llama Rosi y me siento una privilegiada, una afortunada por haberla conocido y por habernos convertido en dos amigas de esas que siempre deseas tener y es tan difícil encontrar. 



                                                      

Es además, una de las mujeres más admirables que he conocido nunca. Tiene dos hijos, los dos autistas. Hoy he ido a Oviedo a pasar con ella la tarde, pero no a su casa...he ido a Maternidad Infantil donde su pequeño lleva ingresado casi un mes y medio por el absoluto desconocimiento que tristemente aún rodea al maldito Trastorno de Espectro Autista. Durante este tiempo han intentado mitigar las crisis de auto lesiones de su hijo combinando mil y un fármacos...Hoy, ¡por fin!, le he visto mucho mejor, he vuelto a ver al niño de siempre. 

Pero lo que hace admirable a Rosi es que, a pesar de los problemas, consigue encontrar un camino que otras mujeres como yo jamás encontraremos: es la senda que la lleva a la aceptación plena del problema de sus hijos y vivirlo positivamente.

Puedo asegurar que estos días que ido al Hospital, hemos conseguido abstraernos del lugar en el que estábamos, y rodeadas por sus dos hijos y mi hija Julia, los tres autistas, me he reído con 
ella como hacía tiempo que no me reía...he reído hasta llorar de risa.
Eso es lo que la hace tan especial: no dejarse llevar por la auto compasión, luchar como una campeona y, cuando toca reirse...reirse como hoy, a carcajadas...no renunciar a la pequeña parcela de evasión que da la risa.

Gracias Rosi por ser mi amiga...y mañana, por supuesto que volveré a Oviedo...sí, a la habitación de un hospital infantil, pero en el que una mujer consigue, cuando nos quedamos a solas, con nuestros niños, que esa habitación se convierta por arte de magia en un parque maravilloso y nosotras las típicas "marujas estresadas", que comen pipas en un banco, mientras sus hijos se 
divierten.

Me gustaría ser como mi gran amiga Rosi, cuya amistad espero que dure muchos, muchísimos años.

Buscando en Google, la fotografía que ilustrase este post, he encontrado casualmente y he "robado" este otro post en el que una mujer habla de lo positivo que es tener una buena amiga. La autora se llama Marisa y esto es lo que escribe:



El Mejor Antídoto Contra el Stress son las Amigas

Publicado el 13 enero 2011 por Marisa
El Mejor Antídoto Contra el Stress son las Amigas
Alguién muy especial para mi me acaba de enviar esta noticia y no me he podido resistir. La comparto con todos vosotros a pesar de que voy en busca de las fuentes; la conferencia de Stanford y el psiquiatra que intervino como orador. Puede que internamente todas las mujeres tengamos la intuición que hablar con nuestras amigas nos hace sentir bien pero no deja de ser interesante que ya empiecen a haber estudios que lo demuestran. En esto los hombres no corren la misma suerte aunque es posible que las futuras generaciones tengan mas integrado su aspecto yin y se beneficien de conversaciones afectivas con sus amigachos sin por ello parecer unos flojos.  Es una cuestión de cambio cultural.  Nunca le podremos abolir sus emociones por mucho que el hombre sea depredador y omitirlas en sus conversaciones diarias puede que vaya directamente en contra de su salud. 
La última disertación en la conferencia de Staford del departamento de Psiquiatría iba sobre la conexión mente-cuerpo -la relación entre el estrés y el malestar físico.
El orador (jefe de psiquiatría en Stanford) dijo, entre otras cosas, que una de las mejores cosas que un hombre puede hacer por su salud es casarse con una mujer, mientras que una mujer, una de las mejores cosas que puede hacer por su salud es cultivar su relación con sus amigas. Al principio, todo el mundo se rió, pero hablaba en serio.
Las mujeres conectan entre ellas de manera diferente y se proporcionan sistemas de apoyo que las ayudan a lidiar con el estrés y las experiencias difíciles de la vida. Físicamente , esta cualidad “tiempo para las amigas” nos ayuda a fabricar más serotonina -un neurotransmisor que ayuda a combatir la depresión y puede producir una sensación general de bienestar-. Las mujeres comparten sus sentimientos, mientras que los hombres a menudo se relacionan en torno a actividades. Ellos raramente se sientan con un amigo a hablar de cómo se sienten acerca de cualquier cosa, o cómo va su vida personal. ¿Trabajo? Sí. ¿Deportes? Sí. ¿Coches? Sí. ¿Pesca, caza, golf? Sí. Pero ¿sus sentimientos? Muy pocas veces. Las mujeres lo hacen todo el tiempo. Nosotras compartimos desde nuestra alma con nuestras hermanas y, evidentemente, es muy bueno para nuestra salud. El orador dijo que dedicar tiempo con una amiga es tan importante para nuestra salud general como el jogging o ir al gimnasio.
Hay una tendencia a pensar que cuando estamos “haciendo ejercicio” estamos haciendo algo bueno para nuestro cuerpo, pero que cuando estamos hablando con nuestras amigas, estamos perdiendo el tiempo y deberíamos estar ocupadas de forma más productiva. No es cierto. De hecho, dijo que el no crear y mantener relaciones personales de calidad, con otros seres humanos, ¡es tan nocivo para nuestra salud física como fumar! Por lo tanto, cada vez que nos sentamos a charlar con nuestra amiga, date unos golpecitos en la espalda y felicítate por estar haciendo algo útil para tu salud. De hecho, somos muy muy afortunadas.
Así queeeeee… brindemos por la amistad con nuestras amigas. Evidentemente, es muy bueno para nuestra salud.

No hay comentarios:

Publicar un comentario