Julia corriendo en plena naturaleza es ¡¡¡feliz!!!...
Mi hija Julia tiene 19 años y crece paralelamente al blog que inspiró, por eso anualmente anoto cada cambio de edad.
Tiene Autismo "no verbal".
Usted es gord@, usted es calv@, usted es alt@, usted es baj@; usted lleva gafas; usted utiliza bastón...Tú tienes acné, tú estás en pleno estirón, a tí te está cambiando la voz...
¿Es mi mirada lastimera, reprobatoria o de conmiseración?... ¿Acaso cuchicheo ante tu poblada cara llena de granos o tu atiplada voz o miro, con atención, el bastón que usted usa para caminar?... Pues no miren así a mi hija, no se lo merece y yo tampoco.

domingo, 19 de junio de 2016

"PEPITO GRILLO, EL AUTISMO Y LOS DÍAS AMARILLOS" (M.A.M.)

Tengo la teoría de que los días tienen colores: un día azul, será tranquilo; uno verde, esperanzado; uno rojo, apasionado; uno negro, depresivo; uno blanco, insulso...pero los peores son los días amarillos. Un día amarillo hace que me sienta superada, exasperada y querría gritar ¡¡¡no puedo más!!!. No ayuda si la jornada ha sido larga, tensa, agotadora y, por desgracia, últimamente, mis días suelen ser así...de color amarillo.

Las carreras de Julia por casa, golpeando las paredes del larguísimo pasillo de mi casa, generalmente ni siquiera les presto atención. Si el día es amarillo, logran "sacarme de mis casillas".

Los gritos de Celia pidiendo a Julia que deje de "galopar" mientras escucha un CD a todo volumen, habitualmente no los escucho. Si el día es amarillo, consiguen "ponerme los nervios de punta".

A lo que hay que añadir mi compañero de conciencia "Pepito Grillo" que, sobre todo en los días color amarillo, se posa sobre mi hombro para susurrarme al oído:

                                                                           
                       
                        

                                                                         



-"María no deberías permitir que estos comportamientos habituales te afecten".


-"María, deberías contar hasta cien antes de estallar".

-"María, esto te pasa por ser una pésima madre que permite que todo el mundo opine menos quién tiene que hacerlo: "tú"".


En ocasiones creo que he conseguido zafarme de las opiniones de mi odiado "Pepito Grillo", sin embargo, cuando menos me lo espero...¡ahí está nuevamente!...en un intento más por desestabilizar, aún más, mi ya de por sí baja autoestima.


Tengo en mi mesa un artículo escrito por el teólogo estadounidense Galen Guengerich sobre los "Diez mandamientos para ser feliz" que he convertido en una lectura obligatoria, todos los días. Si el día es de color amarillo me resulta más fácil incumplir todos que cumplir alguno de ello.



1. Recuerda tus valores. 
Es importante tener unos valores que seguir. No importa si éstos comulgan con los valores extendidos de una determinada ideología, pero debemos contar con una serie de principios para vivir de acuerdo con ellos

.2. Olvida tus errores. 
Es evidente que, sean cuales sean tus pretensiones, alguna vez te equivocarás o darás un paso en falso. Nos pasa a todos. Lo que debemos intentar es aprender de nuestros errores y no dejar que nos abatan: siempre hay que intentarlo de nuevo. Cada día es otra oportunidad para hacer las cosas mejor.
3. Muéstrate activo. 
La primera ley del movimiento de Newton afirma que, en ausencia de otras fuerzas, los cuerpos en reposo continuarán en reposo y los cuerpos en movimiento seguirán en movimiento. Si quieres conseguir cambiar algo en tu vida, permanecer como estás y esperar que otras fuerzas actúen en tu ayuda no es una opción práctica. La vida recompensa a aquellos que se activan y asumen responsabilidades. Si te quedas en casa viendo la tele, las nuevas oportunidades no van a llamar a tu puerta pidiendo una cucharadita de azúcar.
4. Nunca te rindas. 
¿Cuál es la diferencia principal entre la gente que tiene éxito y la que no lo tiene? La diferencia no es que unos nunca hayan tropezado ni fallado, sino que han seguido persiguiendo sus objetivos a pesar del contratiempo. Mientras sorteas los obstáculos que con certeza aparecerán en tu camino, tendrás que variar el curso de éste o incluso el lugar de destino. Pero nunca abandonar, ya que eso sólo conducirá a un fracaso garantizado.
5. Tómate un respiro. 
Diversas investigaciones han mostrado que si estás estudiando para un examen, intentando ponerte en forma o trabajando en un proyecto, alcanzarás mejores resultados y con mayor celeridad si intercalas periodos de intensa concentración con momentos de descanso.
6. Deja huella. 
En un mundo que cada vez más está plagado de artículos producidos en masa, la gente creativa y con iniciativa es la que consigue dejar su sello personal. Además, ser productivos y ayudar a los demás es algo que nos hará felices, sólo debemos encontrar la manera a través de la cual nos sentimos más cómodos haciéndolo. Mira a tu alrededor, piensa cómo puedes contribuir y ponte manos a la obra.
7. Emprende algo nuevo. 
Con pequeñas variaciones, lo que hacemos cada día en nuestra rutina diaria es una repetición de lo que hicimos el día precedente. Los hábitos son importantes para muchas cosas, pero también ciegan nuestras posibilidades de crecimiento. Hacer cosas nuevas nos alegrará, ya que nuestra vida se quedará estancada si repetimos lo mismo una y otra vez.
8. Rompe con los viejos hábitos. 
Nuestros cerebros buscan patrones de comportamiento mecánicos y nos resulta muy difícil acabar con ellos, especialmente cuando nuestra mente relaciona hábitos perniciosos con la satisfacción o el placer. Sin embargo, estos patrones son una tendencia, pero no una necesidad. Con la valentía y la fuerza de voluntad suficiente se puede acabar con un hábito insano. El compromiso será fundamental para hacer borrón y cuenta nueva.
9. Expresa tu gratitud. 
Como individuos tendemos a pensar que somos agentes independientes, autosuficientes y autónomos, pero nada más lejos de la realidad. Dependemos de nuestro entorno para todo y todo se lo debemos a los demás: la comida que comemos, lo que hemos aprendido, lo que nos ha sanado en un determinado momento o lo que nos ha entretenido. Es importante mostrar nuestra gratitud y devolver el favor prestado.
10. Ama con sinceridad. 
El amor es la silenciosa disciplina que presta atención y cariño a la gente que nos rodea, y según la cual cada uno da lo que recibe y viceversa. Acoge cada momento de tu vida con amor y sé receptivo a todo lo que venga. La felicidad tiene muchas más posibilidades de triunfar en esas circunstancias.



Y vuelve mi maldito y odiado "Pepito Grillo" susurrándome al oído:

-"María, no das la talla como madre".

-"María tendrías que poner mucho más empeño en salir del atolladero en el que te has metido tú solita".

- "María, el tiempo sigue avanzando, debes luchar, sacar la cabeza de tu agujero...¡luchar!"

¡¡¡Pero ¿cómo?!!!.


Lo siento, los días color amarillo, los más habituales últimamente, hacen que me sienta cansada, deprimida, agotada...consiguen que mi estómago esté habitado por los nervios que parecen que lo han tomado como su nuevo hogar.

Es muy triste además de injusto que esos días el comportamiento habitual de Julia que ya tengo asumido como normal, me supere. Si mi día fuese, por ejemplo, azul, el hecho de que Julia lleve despierta desde las 3 de la mañana, lo hubiese tomado como algo consustancial a su "problema"...si mi día es amarillo, me odio a mí misma por no lograr relajarme y, aunque no duerma, al menos permanecer tranquila en la cama.

¿Es tan detestable desear tener una vida como la que tenía antes?...cuando  era una mujer independiente, trabajadora, cumplidora; cuando era una madre que podía con todo lo que me echasen; era, dentro de mis limitaciones, feliz. Mis días eran azules, verdes, rojos, algunos blancos, algún que otro negro pero ¡jamás! eran amarillos...Ahora vivo en un mundo en el que los días pasan y pasan siempre sin mudar de color...siempre el terrible amarillo.


Mañana. Celia se marcha de viaje de fin de curso con el instituto. Por primera vez, su ausencia va a coincidir con el inicio de las vacaciones de Julia y, aunque suene egoísta...¡cómo voy a echarla de menos!. Celia es mi apoyo, mi ayuda...aunque soy consciente de que esta situación va a durar ya muy poco tiempo. Sola con Julia, en casa, debo escaparme a hacer la compra en diez minútos. Si deseo seguir corriendo, tendré que decirle a mi madre que venga a cuidarla esa hora y, por la tarde, si al menos hiciera bueno, acudiré con ella a la playa pero supongo, como no podía ser menos, que esta semana seguirá lloviendo como ha sucedido a lo largo del mes de julio, salvo cuatro excepciones. Puede sonar muy duro, pero quedarme sola con Julia en casa, es lo más parecido a permanecer en una cárcel





Además...¡ya está aquí nuevamente mi "Pepito Grillo"!...esta vez me ha susurrado que deje la catársis para otro día que sea de color, por ejemplo, blanco.

1 comentario:

  1. ¿Está usted necesita ayuda para resolver su problema de infertilidad o para quedar embarazada?
    Sacerdote en contacto Onome en este correo electrónico (priestonomeherbaltemple@outlook.com) han estado intentando durante años para quedar embarazada, pero no funcionó para mí, así que necesitaba ayuda, he estado yendo a los médicos, pero aún nada. El doctor dijo que mi marido y yo estamos bien y no sé a quién más recurrir. Hasta que un día mi amigo me presentara a este hombre África llamar Sacerdote Onome, que ayudarla a quedar embarazada, así que decidió ponerse en contacto con este hombre Sacerdote Onome en su correo electrónico (priestonomeherbaltemple@outlook.com) después de la interacción con él, me dio instrucciones sobre lo que debe hacer, después de entonces yo debería tener relaciones sexuales con mi marido o cualquier hombre que amo en este mundo, y yo lo hice, en los próximos meses uno me fui para un chequeo y mi médico confirmó que estoy embarazada de 2 semanas de dos bebés. ¡¡Estoy tan feliz!! si también necesita ayuda para quedar embarazada póngase en contacto con su dirección de correo electrónico: priestonomeherbaltemple@outlook.com, ahora soy una madre de gemelos.
    También lo hará por ti. GRACIAS

    ResponderEliminar