Julia corriendo en plena naturaleza es ¡¡¡feliz!!!...
Mi hija Julia tiene 19 años y crece paralelamente al blog que inspiró, por eso anualmente anoto cada cambio de edad.
Tiene Autismo "no verbal".
Usted es gord@, usted es calv@, usted es alt@, usted es baj@; usted lleva gafas; usted utiliza bastón...Tú tienes acné, tú estás en pleno estirón, a tí te está cambiando la voz...
¿Es mi mirada lastimera, reprobatoria o de conmiseración?... ¿Acaso cuchicheo ante tu poblada cara llena de granos o tu atiplada voz o miro, con atención, el bastón que usted usa para caminar?... Pues no miren así a mi hija, no se lo merece y yo tampoco.

martes, 28 de junio de 2016

"INDIGNACIÓN" (M.A.M.,)

Aún estoy indignada por lo que me ha contado mi amiga Esperanza Puerta Bartolomé, pero no creo conveniente hablar de ello porque concierne a terceras personas que no conozco. Pero si voy a contar lo que me sucedió a mí el pasado mes de marzo porque explica muy bien el ¡gran desconocimiento que existe en la sanidad sobre el autismo!.

Tras someterme a la prueba de Papanicolau o citología, le comenté a la ginecóloga que me atendió que tenía una hija que iba a cumplir 18 años y me gustaría saber cuándo era conveniente empezar a realizar las revisiones rutinarias que toda mujer debe hacerse. Le dije que tenía autismo no verbal y que no colaboraba por lo que le pregunté si existía alguna unidad especial. ¿Sabéis qué respondió?:

-"¿Su hija mantiene relaciones sexuales?"
Obviamente le respondí que no, a lo que añadió:
-"Pues entonces no es necesario que se someta a ninguna revisión ginecológica".

¡Toma ya profesionalidad!.
Primero, estoy convencida que la doctora no tenía ni idea de lo que significa o supone tener autismo no verbal porque si algo caracteriza a nuestros hij@s es su extrema dificultad para sociabilizar, así que...¿mantener relaciones sexuales?...
Segundo. Es muy fácil "quitarse paquetes de encima" de esa sencilla manera y yo me pregunto...¿acaso las monjas jamás acuden a un ginecólogo?.

Hace poco escribí un post en el que hablaba de mi experiencia con la Sanidad y su "sensibilidad" en el trato con las personas que, como mi hija, tienen autismo...aquí os dejo el enlace: (http://mihijaesautistaquemirausted.blogspot.com.es/2016/06/la-pesadilla-de-acudir-un-centro-medico.html ).


Si acudir a cualquier médico con un niño de corta edad con autismo no verbal o con autismo verbal severo es toda una terrible aventura, imaginad si lo hacéis con una persona con autismo que pesa 80 kilos, tiene una gran fuerza física, le aterroriza todo lo que le rodea porque no entiende qué le van a hacer...todo le resulta hostil. Un simple análisis de sangre es una tarea, al menos en mi caso, prácticamente imposible. Yo ya lo intentado cuatro veces y no ha habido manera; a veces pienso que sienten más miedo las enfermeras que la propia Julia. Entonces, ¿cómo una ginecóloga que hace citologías que duran unos 30 segundos ( y no exagero) va a gastar su valioso tiempo en una persona a la que hay que tratar de manera diferente por la sencilla razón de que...¡es diferente!...pero eso no significa que no tenga el mismo derecho que yo a que le realicen cualquier prueba médica!. Y si hay que sedarla...se la seda.

Lo siento, mi hija Julia tiene el mismo derecho que mi hija Celia y debería ser atendida en cualquier especialidad...¡por Dios, si hasta que no supo vocalizar en voz alta no supimos si veía bien!...me cansé de decirle a su pediatra que Julia no hablaba y que por muchos coches, flores y casitas que pusiese, mi hija no iba a decir nada. Por fín, en la revisión de los doce años le sugerí que probase con las vocales...y sí, ve perfectamente.
En fin...una vergüenza.

4 comentarios:

  1. esa ginecologa desconoce que el cancer es un asesino silente cualquier cosa puede formarse a tu hija el cual se puede detectar a tiempo.ella es un ser humano ante todo con los mismos derechos ,cambia de ginecologa seguro encontraras otra que si conzca de este tema.

    ResponderEliminar
  2. esa ginecologa desconoce que el cancer es un asesino silente cualquier cosa puede formarse a tu hija el cual se puede detectar a tiempo.ella es un ser humano ante todo con los mismos derechos ,cambia de ginecologa seguro encontraras otra que si conzca de este tema.

    ResponderEliminar
  3. Si eso es en España ¡no me imagino cómo será en Venezuela!

    ResponderEliminar
  4. Sobre la insensibilidad en la sanidad, hay para dar y repartir, yo también tengo mis experiencias en ese ámbito...

    ResponderEliminar