Julia corriendo en plena naturaleza es ¡¡¡feliz!!!...
Mi hija Julia tiene 19 años y crece paralelamente al blog que inspiró, por eso anualmente anoto cada cambio de edad.
Tiene Autismo "no verbal".
Usted es gord@, usted es calv@, usted es alt@, usted es baj@; usted lleva gafas; usted utiliza bastón...Tú tienes acné, tú estás en pleno estirón, a tí te está cambiando la voz...
¿Es mi mirada lastimera, reprobatoria o de conmiseración?... ¿Acaso cuchicheo ante tu poblada cara llena de granos o tu atiplada voz o miro, con atención, el bastón que usted usa para caminar?... Pues no miren así a mi hija, no se lo merece y yo tampoco.

viernes, 13 de noviembre de 2015

"DESPEDIDA DE LA ÚLTIMA GIGANTESCA PELOTA DE JULIA" ( M.A.M.)

Hola.

Soy la enorme pelota de Julia. 

Bueno, ceeo que debo ser más concreta y afirmar que era la enorme pelota de Julia porque ayer, durante uno de sus acrobáticos saltos, exploté bajo su peso emitiendo un estruendoso ruido que, sin embargo, a Julia pareció no molestarle. Lo que realmente le enfadó, fue que yo me convirtiera en un trozo de plástico informe, sin utilidad...

María, la madre de Julia, me recogió con sumo cuidado y me depositó, con tristeza en el cubo de la basura.

Ya no recuerdo el número de pelotas que me han precedido en la vida de Julia y creo que tampoco llegaré a saber nunca cuántas seguirán mi camino.

Solemos tener una duración de tres meses, aproximadamente, pero María nos considera parte fundamental de la habitación de Julia, dado el amor que nos profesa.

Este fin de semana Julia estará con su padre y, estoy convencida de que, el próximo lunes relucirá esplendorosa mi nueva sucesora.

Si de algo me enorgullezco es de la cantidad de horas que Julia y yo hemos jugado juntas...es algo que nunca olvidaré.

No hay comentarios:

Publicar un comentario