Julia corriendo en plena naturaleza es ¡¡¡feliz!!!...
Mi hija Julia tiene 19 años y crece paralelamente al blog que inspiró, por eso anualmente anoto cada cambio de edad.
Tiene Autismo "no verbal".
Usted es gord@, usted es calv@, usted es alt@, usted es baj@; usted lleva gafas; usted utiliza bastón...Tú tienes acné, tú estás en pleno estirón, a tí te está cambiando la voz...
¿Es mi mirada lastimera, reprobatoria o de conmiseración?... ¿Acaso cuchicheo ante tu poblada cara llena de granos o tu atiplada voz o miro, con atención, el bastón que usted usa para caminar?... Pues no miren así a mi hija, no se lo merece y yo tampoco.

martes, 25 de septiembre de 2012

Lee & Marie: La dulce causa de una pastelería


ESPECIAL / EL NUEVO HERALD

Detrás de su apariencia de cafecito estilo francés, en donde se despachan deliciosas galletas, tortas y postres, la pastelería Lee & Marie tiene una segunda intención, además de endulzar la vida de sus clientes: proveer apoyo y empleo a adultos con el síndrome de autismo.
El autismo es un trastorno neurológico complejo que generalmente dura toda la vida; forma parte de un grupo de desórdenes conocidos como trastornos del espectro autista (ASD por sus siglas en inglés) que se puede presentar en cualquier grupo racial, étnico y social. Se trata de una condición que degenera la capacidad de una persona para comunicarse y relacionarse con otros, y se asocia también con comportamientos repetitivos, tales como arreglar objetos obsesivamente o seguir rutinas muy específicas.
El local, ubicado en la planta baja de un edificio en la 40 South Pointe Drive de South Beach, utiliza un modelo de negocio incluyente, que busca integrar a personas con esta condición en un ambiente normal de trabajo.
La cabeza detrás del local es la filántropa y empresaria Andrea “Andy” Travaglia, una neoyorkina que desde hace más de 20 años ha venido estudiando esta idea, luego de vivir, paso a paso, el proceso de su mejor amiga junto a su hijo, diagnosticado con autismo. Radicada en Miami desde hace 3 años, Travaglia se asoció con el galardonado pastry chef belga Yannis Janssens para hacer realidad su proyecto y abrir Lee & Marie, bautizado en honor a las abuelas de las dos hijas de Andy.
“La vida de estas personas se complica aún más cuando al llegar a la adultez les es muy difícil encontrar un sitio donde puedan emplearse, y así sentirse parte activa de la sociedad. Este es un tema que me toca el corazón pues lo he visto muy de cerca. Me duele darme cuenta de que muy pocos saben que con el ambiente y la dirección adecuadas, individuos con autismo pueden llegar a ser igual o más funcionales que alguien que no tiene esta condición”, asegura esta empresaria neoyorquina, que confiesa que su vida es otra desde que decidió crear un negocio de impacto para la sociedad.
“Tengo la fortuna de contar con el chef Janssens, que sé que está sobre-calificado para este trabajo, pero que también cree en esta causa y le ha puesto el mismo corazón que yo. La calidad de nuestros productos no es sacrificada por nuestra intención, sino que por el contrario, es aún mejor”.
Travaglia trabaja de la mano con la Universidad de Miami y Nova Southeastern University’s Center for Autism and Related Disabilities, en el estudio de un ambiente propicio para estas personas; mientras tanto, Janssens se luce en la cocina desde su sede operativa en el distrito de Wynwood, compartiendo sus habilidades con su grupo de trabajo conformado por empleados de diferentes nacionalidades, incluyendo un colombiano, un venezolano, y una pastelera de Malasia, entre otros.
Yuhanna Waterman, canadiense de padres de Barbados forma también parte del equipo de Lee & Marie, quien según el propio chef, es uno de los empleados más destacados.
“Yuhanna tiene síndrome de autismo, y puedo decir sin temor a equivocarme que es uno de los trabajadores más enfocado, talentoso y organizado. Tenerlo aquí es un privilegio para todos”, asegura sobre Yuhanna, quien es graduado de la escuela culinaria Johnson and Wales.
Según los dos socios, personas capacitadas y profesionales como Yuhanna hay muchas, que merecen una oportunidad para demostrar sus talentos; sin embargo, la inmersión de ellos en un ambiente de trabajo debe hacerse lentamente y uno por uno, ya que la idea es que no se trate de un empleo pasajero, sino de un proyecto de vida exitoso.
“Aquí lo que queremos es que todos ganen. Que ganen nuestros clientes con la deliciosa variedad de productos que tenemos; que ganen nuestros empleados aprendiendo los unos de los otros; que ganemos todos con un negocio rentable; y por supuesto, que podamos ayudar a la comunidad autista, que hasta el momento ha sido relegada”.
Según la Autism Society, de 1 a 1.5 millones de personas padecen de autismo en los Estados Unidos (cifra basada en estudios del Center for Desease Control and Prevention del 2009); de acuerdo con la organización, solo el 21 por ciento de adultos con discapacidades participaron en la fuerza laboral del país, en un censo realizado en el 2010 por el Bureau of Labor Statistics, de Washington, DC.
“Queremos demostrarle a la industria que sí se pueden emplear a estas personas, por supuesto, con las condiciones adecuadas y haciendo un seguimiento por parte de profesionales. Las personas con autismo tienen el mismo derecho que todo el mundo a sentirse autosuficientes y a ser incluidos”, Concluye Travaglia.
Lee & Marie está ubicada en el primer piso del Edificio Continuum, 40 South Pointe Drive, en South Beach. Más información en www.leeandmaries.com, o en las redes sociales enwww.facebook.com/leeandmaries, o a través de Twitter en @leeandmaries.

Read more here: http://www.elnuevoherald.com/2012/09/24/v-fullstory/1307484/lee-marie-la-dulce-causa-de-una.html#storylink=cpy

No hay comentarios:

Publicar un comentario