Julia corriendo en plena naturaleza es ¡¡¡feliz!!!...
Mi hija Julia tiene 19 años y crece paralelamente al blog que inspiró, por eso anualmente anoto cada cambio de edad.
Tiene Autismo "no verbal".
Usted es gord@, usted es calv@, usted es alt@, usted es baj@; usted lleva gafas; usted utiliza bastón...Tú tienes acné, tú estás en pleno estirón, a tí te está cambiando la voz...
¿Es mi mirada lastimera, reprobatoria o de conmiseración?... ¿Acaso cuchicheo ante tu poblada cara llena de granos o tu atiplada voz o miro, con atención, el bastón que usted usa para caminar?... Pues no miren así a mi hija, no se lo merece y yo tampoco.

viernes, 27 de julio de 2012

“Los niños con autismo no pueden prescindir de las ayudas” (elpais.es)

Trabajadores de la Fundación Mira'm y las familias protestan por la deuda del Consell



Protesta de trabajadores de la Fundación Mira'm y familias de niños con autismo por los impagos del Consell. / MÒNICA TORRES

“Ya no nos quedaba otra que plantarnos ante la puerta de la Consejería de Sanidad”. Tras meses de espera y reuniones sin resultado, los trabajadores de la Fundación Mira’m y padres y madres de los niños con autismo a los que atiende sacaron este jueves a la calle las pancartas y los silbatos para protestar por el impago de las ayudas de las que depende la entidad. La consejería debe a la fundación 250.000 euros desde el año pasado y la situación es ya “insostenible”. “Hemos hecho lo posible por solucionarlo y hemos tenido muchas reuniones con la consejería, pero no hay un compromiso real de pago”, denunció Rebeca Montes, terapeuta y representante de los 24 empleados de los dos centros de la fundación en Valencia y Gandia.
La fundación trabaja con unas 170 familias con menores de siete años con autismo. Ofrece servicios de apoyo familiar, formación y asesoramiento, diagnóstico y tratamiento individualizado, y también se ocupa de la escolarización de estos niños. La deuda de la Generalitat “pone en peligro el apoyo y servicio que la fundación y los trabajadores prestan a los niños y sus familias, y merma el proyecto de calidad de vida de cada uno de ellos”, criticó la entidad.
“No es solo dinero, es una cuestión de derechos”, destacan los afectados
Durante la concentración se leyó un manifiesto que resalta que la crisis económica se ha convertido ya en “una crisis social devastadora” y que los sucesivos recortes aprobados por el Gobierno y las autonomías “vulneran claramente los derechos” de los niños y sus familias. “Lo que reclamamos no es solo dinero, es una cuestión de derechos, de inclusión social, de igualdad de oportunidades”, subraya el texto.
Los trabajadores no han cobrado la nómina de abril ni la paga extra de junio. Ante el impago del Consell, la fundación, los trabajadores y las familias preparan un plan para costear entre todos la actividad del centro a partir de septiembre. “Los niños no pueden prescindir del tratamiento”, subrayó Montes.
Padres como Carlos Suárez, con un hijo menor de tres años con autismo, temen el cierre del centro de Mira’m: “Sin la ayuda oficial esto no es asumible, muchas familias no podrán afrontar el coste”.
Sanidad, preguntada por la situación de la deuda con la fundación, aseguró que ha acordado el abono de las aportaciones pendientes de 2011 y 2012 “en un breve plazo de tiempo”. Un plazo que no especificó. Con el pago de la deuda, aún sin fecha, la consejería afirma que “garantiza que se continuará prestando el servicio a los niños que padecen espectro autista”. Sanidad anunció también que prevé regular la prestación de este servicio “a través de un concurso público para concertarlo e incluirlo en la cartera de servicios sanitarios prestados a los ciudadanos” de la Comunidad Valenciana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario