Julia corriendo en plena naturaleza es ¡¡¡feliz!!!...
Mi hija Julia tiene 19 años y crece paralelamente al blog que inspiró, por eso anualmente anoto cada cambio de edad.
Tiene Autismo "no verbal".
Usted es gord@, usted es calv@, usted es alt@, usted es baj@; usted lleva gafas; usted utiliza bastón...Tú tienes acné, tú estás en pleno estirón, a tí te está cambiando la voz...
¿Es mi mirada lastimera, reprobatoria o de conmiseración?... ¿Acaso cuchicheo ante tu poblada cara llena de granos o tu atiplada voz o miro, con atención, el bastón que usted usa para caminar?... Pues no miren así a mi hija, no se lo merece y yo tampoco.

viernes, 24 de enero de 2014

GRACIAS AL COLEGIO AL QUE ASISTE MI HIJA...ES UN CENTRO "FELIZ".

Desde mi particular rincón "autista", dedicado a mi hija mayor Julia, en el que busco soluciones, ofrezco informaciones...o lo uso como vía de catarsis, me gustaría agradecer la labor que está haciendo María José, su tutora, en el colegio de Educación Especial de Latores (Oviedo). El agradecimiento es extensible a todo el personal que trabaja en este centro.
Cuando llegas y entras, te encuentras con un personal que cuida de nuestros niños como si fuesen propios. Siempre hay una sonrisa en sus labios, nunca ves una mala cara...

Su paciencia es infinita; demuestran verdadera vocación por la labor que están realizando y eso para una madre o para un padre es absolutamente tranquilizador.

Sé que mi hija está en manos de profesionales que muestran verdadero amor por su trabajo, transmiten serenidad, perseverancia, sosiego, calma, entereza y todo ello les hace gente "especial" que trabajan con niños "especiales".

Debo agradecer personalmente a María José, la tutora de Julia, el maravilloso trabajo que está realizando...usando como metodología el cariño, los mimos, la paciencia...el amor...¡Gracias!






No hay comentarios:

Publicar un comentario