Julia corriendo en plena naturaleza es ¡¡¡feliz!!!...
Mi hija Julia tiene 19 años y crece paralelamente al blog que inspiró, por eso anualmente anoto cada cambio de edad.
Tiene Autismo "no verbal".
Usted es gord@, usted es calv@, usted es alt@, usted es baj@; usted lleva gafas; usted utiliza bastón...Tú tienes acné, tú estás en pleno estirón, a tí te está cambiando la voz...
¿Es mi mirada lastimera, reprobatoria o de conmiseración?... ¿Acaso cuchicheo ante tu poblada cara llena de granos o tu atiplada voz o miro, con atención, el bastón que usted usa para caminar?... Pues no miren así a mi hija, no se lo merece y yo tampoco.

lunes, 13 de abril de 2015

"PATATAS Y...SONRISAS" (M.A.M.)



Hoy he tenido una mañana ajetreada, tensa, nerviosa y ha sido mi hija Julia quien me ha dado dos grandes regalos que me han aliviado la ansiedad.

Ha bajado del autocar, que la trae desde su colegio, con una radiante sonrisa y literalmente ¡me ha comido a besos! durante todo el camino hasta llegar a casa.

Y lo mejor de todo... por primera vez me ha pedido ¡¡¡ ORALMENTE!!!: "patatas". Ya había merendado, pero ante tal sorpresa y con el esfuerzo que me consta le supone a Julia la comunicación oral...¡por supuesto que le he dado un bol de patatas fritas!

                               

¿Podéis suponer lo qué significa para mí que Julia añada una palabra más a su reducidísimo vocabulario?.

Hasta ahora ha conseguido "decir": "ii", por "si"; "oo", por "no", "mamá", "aua" por "agua", "gaetas"  por "galletas"' "pa" por "pan"...y a esta lista ya puedo añadir "patatas".

Ah!!!...y ya me había olvidado...su tutora anotó en el "cuaderno de comunicación " que hoy ha tenido un día muy tranquilo, sin carreras desenfrenadas por el pasillo, sin auto lesiones...colaboradora, trabajadora.

Quizás haya gente que piense que soy muy simple por alegrarme con estos pequeños detalles y que aún lo soy más, dejando constancia de ellos en un blog...pero para quien es madre de una persona "especial", en ocasiones, una simple sonrisa dibujada en la cara de nuestro hijo es el mejor de los regalos...y la sonrisa de Julia puedo asegurar que es ¡maravillosa!.


                                           

                                        



No hay comentarios:

Publicar un comentario