Julia corriendo en plena naturaleza es ¡¡¡feliz!!!...
Mi hija Julia tiene 19 años y crece paralelamente al blog que inspiró, por eso anualmente anoto cada cambio de edad.
Tiene Autismo "no verbal".
Usted es gord@, usted es calv@, usted es alt@, usted es baj@; usted lleva gafas; usted utiliza bastón...Tú tienes acné, tú estás en pleno estirón, a tí te está cambiando la voz...
¿Es mi mirada lastimera, reprobatoria o de conmiseración?... ¿Acaso cuchicheo ante tu poblada cara llena de granos o tu atiplada voz o miro, con atención, el bastón que usted usa para caminar?... Pues no miren así a mi hija, no se lo merece y yo tampoco.

lunes, 25 de marzo de 2013

¡¡¡Feliz Cumpleaños, Julia!!! (M.A.M)

El 25 de marzo de 1998, a las siete de la tarde, nació mi hermosa y preciosa niña, Julia.

No solicité la anestesia epidural porque, desde un principio quise sentir todo el dolor que supone un parto y, de esa manera, colaborar con más intensidad.

El embarazo de Julia fue una de las experiencias más maravillosas que haya podido vivir y  
parto, el punto culmen: nadie que no haya sido madre puede comprender la catarata de emociones que supone el nacimiento de un hijo, más si ha sido deseado y buscado como fue mi caso.

Hoy es, por tanto el cumpleaños de mi hija.

Me hubiese gustado un parto más natural, sin intervención médica. El dolor es intenso pero muy llevadero. Sin embargo,  cuando te llevan a la sala de dilatación te administran por vía intravenosa una horomona aceleradora de las contracciones: la oxitocina.

Tras alcanzar los 10 cms, de dilatación, me llevaron al quirófano y a las 7 de la tarde, tras el primer y único empujón, nacía Julia.

La depositaron inmediatamente sobre mi pecho y fueron los segundos más felices de mi vida: estaba limpísima y era...¡tan guapa!. Entre lághrimas musité "eres mi niña" y, tras abrir los ojos, levantó su cabeza y nuestras miradas se cruzaron...¡fue un momento tan mágico! 

Hoy no quiero hablar del Trastorno de Espectro Autista no oral.

Soólo deseo que mi hija sea feliz, muy feliz... que disponga de salud y que gane en autonomía para no depender de nosotros.





Os dejo con el poema de Juan Gpytisolo, un verdadero regalo para los sentidos

    PALABRAS PARA JULIA
Tú no puedes volver atrás

porque la vida ya te empuja

como un aullido interminable.
Hija mía es mejor vivir

con la alegría de los hombres

que llorar ante el muro ciego.
  Te sentirás acorralada

te sentirás perdida o sola

tal vez querrás no haber nacido.
  Yo sé muy bien que te dirán

que la vida no tiene objeto

que es un asunto desgraciado.
  Entonces siempre acuérdate
de lo que un día yo escribí


pensando en ti como ahora pienso.
  La vida es bella, ya verás

como a pesar de los pesares
tendrás amigos, tendrás amor.

  Un hombre solo, una mujer

así tomados, de uno en uno
son como polvo, no son nada.
  Pero yo cuando te hablo a ti

cuando te escribo estas palabras

pienso también en otra gente.
  Tu destino está en los demás

tu futuro es tu propia vida

tu dignidad es la de todos.
  Otros esperan que resistas

que les ayude tu alegría

tu canción entre sus canciones.
  Entonces siempre acuérdate

de lo que un día yo escribí

pensando en ti

como ahora pienso.
  Nunca te entregues ni te apartes

junto al camino, nunca digas

no puedo más y aquí me quedo.

  La vida es bella, tú verás

como a pesar de los pesares
tendrás amor, tendrás amigos.
  Por lo demás no hay elección

y este mundo tal como es

será todo tu patrimonio.
  Perdóname no sé decirte

nada más pero tú comprende


que yo aún estoy en el camino.
  Y siempre siempre acuérdate

de lo que un día yo escribí

pensando en ti como ahora pienso.

autógrafo
José Agustín Goytisolo

No hay comentarios:

Publicar un comentario