Julia corriendo en plena naturaleza es ¡¡¡feliz!!!...
Mi hija Julia tiene 19 años y crece paralelamente al blog que inspiró, por eso anualmente anoto cada cambio de edad.
Tiene Autismo "no verbal".
Usted es gord@, usted es calv@, usted es alt@, usted es baj@; usted lleva gafas; usted utiliza bastón...Tú tienes acné, tú estás en pleno estirón, a tí te está cambiando la voz...
¿Es mi mirada lastimera, reprobatoria o de conmiseración?... ¿Acaso cuchicheo ante tu poblada cara llena de granos o tu atiplada voz o miro, con atención, el bastón que usted usa para caminar?... Pues no miren así a mi hija, no se lo merece y yo tampoco.

miércoles, 3 de febrero de 2016

"ALGÚN FALSO MITO DEL AUTISMO" ( M.A.M.)

Tiremos por tierra uno de los mitos que rodean al Autismo: "Las personas con Autismo no son capaces de mostrar afecto, rechazando cuaquier tipo de contacto físico y, por supuesto, negándose a abrazar y ser abrazados, a besar y ser besados...".

Ayer, tras más de una semana separadas, al bajar del autobús Julia "me comió" a besos, mimos, carantoñas y risas, respondiéndole yo con más besos, mimos, carantoñas y risas. Estábamos felices y lo demostrábamos...¡Julia exteriorizaba...comunicaba su felicidad".

Al llegar del instituto mi otra hija, Celia, fui yo quién la abrazó, sin mucho entusiasmo por su parte...tiene 16 años...pero con un dulce:"mami, he sacado un 8,5 en matemáticas y un 9,5 en Cultura Científica"..."¿me has echado de menos?"..."¿cómo no voy a echarte de menos?, ¡claro que sí, mamá!".

He de decir que Julia ha heredado de mí el carácter cariñoso, mimoso, besucón, incluso diría "pasteloso" y Celia se parece, en este aspecto, mucho a su padre, poco amigo de demostrar sus afectos.

Sino fuera porque el Autismo, al menos para mí, es una gran "p....." y que daría lo que fuese para que desapareciese de nuestras vidas, podría decir que estoy viviendo la experiencia de conocer dos adolescencias diametralmente opuestas y...¡qué queréis que os diga!...no deja der una experiencia apasionante.


             N.                                

No hay comentarios:

Publicar un comentario