Julia corriendo en plena naturaleza es ¡¡¡feliz!!!...
Mi hija Julia tiene 19 años y crece paralelamente al blog que inspiró, por eso anualmente anoto cada cambio de edad.
Tiene Autismo "no verbal".
Usted es gord@, usted es calv@, usted es alt@, usted es baj@; usted lleva gafas; usted utiliza bastón...Tú tienes acné, tú estás en pleno estirón, a tí te está cambiando la voz...
¿Es mi mirada lastimera, reprobatoria o de conmiseración?... ¿Acaso cuchicheo ante tu poblada cara llena de granos o tu atiplada voz o miro, con atención, el bastón que usted usa para caminar?... Pues no miren así a mi hija, no se lo merece y yo tampoco.

sábado, 25 de marzo de 2017

"HOY JULIA CUMPLE 19 AÑOS" (M.A.M.)

Hoy, hace diecinueve años, ya estaba ingresada para el que sería el momento más feliz de mi vida.

Julia nació a las 19 h. tras un parto maravilloso, doloroso, pero maravilloso. Tras un único empujón nació la niña más guapa que había visto nunca; la pusieron sobre mi pecho y, al escuchar mi voz, levantó la cabeza y me miró fijamente con sus enormes ojos negros. Desde ese instante, supe que nada iba a ser igual.


Era feliz. Cinco meses después, estaba nuevamente embarazada de quien sería mi segunda hija, Celia.

El día de su primer cumpleaños creo que fue la fecha que marcó un antes y un después. Recuerdo que mi embarazo era ya de ocho meses y que le preparamos a Julia una pequeña fiesta, en su trona, con una tarta, una corona, una vela enorme y su reacción al verlo desencadenó una rabieta incontrolable. Ni mi madre, ni mi entonces marido, ni yo misma éramos capaces de comptrnder aquella reacción de rechazo. No ayudó a elevar el ánimo saber que el día antes se había desatado la guerra entre Yugoslavia y las fuerza de la OTAN . Nunca me había sentido tan confundida, tan asustada, tan perdida.


Poco después ya nada era como antes. Aquella niña, que parecía una muñeca, cambió. Eran cambios sutiles, pero demasiado evidentes. El resto ya lo conocéis todos los que seguís este blog.
Ese monstruo silencioso llamado autismo se asentó en nuestra vida para quedarse.






Hoy es un día de emociones enfrentadas. Julia está ante su tarta, pero no entiende el significado del paso del tiempo, Hoy cumple  19 años pero lo desconoce, al igual que desconoce un sinfín de mecanismos sociales.



















Pero sé que debo pensar en positivo. Julia es una fuente inagotable de mimos, besos, abrazos y, sobre todo, es FELIZ...realmente, ahora mismo, lo único que deseo es que continúe siendo FELIZ. y espero que ella sepa que yo voy a estar siempre ahí, a su lado, "ayudándole a atar los cordones de sus zapatillas".

Además, Iris y Tamara, sus compañeras de aula le han regalado una fotografìa en la que aparecen las tres juntas...gracias a la labor de su tutora Mónica que se la ve por ahí con la cámara en ristre.


Hoy no logro eliminar de mi cabeza una frase que me dijo una profesora que tuvo Julia particular hace ya un tiempo: "El autismo no crece, con los años se hace más y más evidente". Al menos, el autismo que nos ha tocado vivir a nosotras, el feo, el no verbal, el de las crisis...pero tambièn el de los enormes abrazos y besos dados...a destiempo, que son los mejores.


































5 comentarios:

  1. Vaya,no sé qué decirte porque casi puedo sentir tus palabras. En un principio hace años llevamos a mi hijo a autismo Aragon como nos recomendaron pero tampoco encajaba porque estaba por encima del nivel de aquellos niños. No estaba en su nivel pero tampoco era un autista como los que había en la asociación. Mucho ánimo y como tú dices disfruta el presente,eso el mio también lo tiene

    ResponderEliminar
  2. No entiendo por qué tanto énfasis en celebrar su cumpleaños si como bien dice, son personas que no entienden nada de lo que sucede a su alrededor. Para ellos un "shhh" cuando están en sus tontas rabietas (que salen de la nada) no es nada y siguen gritando hasta que causan migrañas, y ya después como si nada se callan. En serio que no puedo entender por qué deben tener tantas consideraciones, cómo me molesta cuando estoy tranquilamente comiendo unas galletas y llega mi cuñado a hacerme señas, gritar y no dejarme a gusto, al final aviento la bolsa al suelo y las rejunta. Si uno mata a un autista, harían autopsia?

    ResponderEliminar
  3. Valeria, por tus palabras supongo que no eres madre ni tienes corazón. Sólo espero que jamás tengas que pasar por algo así, no por tí sino por la criatura que traigas al mundo.

    ResponderEliminar
  4. Valeria, por tus palabras supongo que no eres madre ni tienes corazón. Sólo espero que jamás tengas que pasar por algo así, no por tí sino por la criatura que traigas al mundo.

    ResponderEliminar
  5. No, desde luego que a Valeria no le toque tener un hijo con autismo, ni hijos en general, una persona tan sumamente mala y desequilibrada mo debe de estar al cargo de nadie. De todos modos traer un hijo al mundo es un acto de amor, quizas por eso ella no entienda nada de lo que aqui se explica. Mejor dedicate a ver dibujitos animados en lugar de escribir en blogs como estos, porque sinceramente,por las tonterias que escribes pareces más una niñata malcriada que una adulta. Y espero que la autora del blog no publique más tus comentarios.

    ResponderEliminar